Cómo Encontrar tu Propósito de Vida con 15 Preguntas [Test]

¿Quieres encontrar tu propósito de vida? ¿Confías en que estás en este mundo por una razón? ¿Te gustaría vivir una vida que realmente ames? Si respondiste “sí” a estas preguntas estás en el lugar y en el momento correcto ya que en este artículo te compartiré un test para encontrar tu propósito de vida a través de 15 preguntas.

¿Qué vas a encontrar?

La importancia de descubrir tu propósito de vida

¿Qué sentido tiene descubrir la razón por la cual estás en este mundo?

De acuerdo con una estadística de la firma consultora Deloitte, el 80% de las personas no disfrutan su trabajo. En otras palabras, la mayoría de la gente pasa 8 horas al día trabajando por cumplir los sueños de alguien más, mientras abandonan los propios.

¿Cómo te sentirías en 30 o 40 años si todo lo que trabajaste, a pesar de haberte proporcionado el dinero necesario para vivir, no te llenó del todo?

No hay nada que le dé más plenitud al ser humano que vivir una vida con intención, es decir, vivir la vida que QUIERES vivir y no la que te tocó. Vivir con la certeza de que hay un porqué y un para qué haces lo que haces. Saber que hay una razón por la cual abres los ojos cada mañana. Confiar que tus acciones responden a un motivo más grande que tú mismo(a).

Si estás leyendo esto porque consideras que tu existencia no es una simple o mera casualidad. Y te felicito por ello porque cuando entiendes esto, dejas de tener un rol pasivo y pasas a tomar uno proactivo donde tú eres quien crea la realidad que estás llamado a vivir y te conviertes en el director de orquesta de tu propia historia.

Conocer tu propósito de vida te permitirá:

  • Establecer prioridades y decir "no" a las cosas que te alejan de la vida que quieres vivir y de la persona que estás destinada a convertirte.
  • Vivir cada día con plenitud y satisfacción.
  • Recuperar el control de tu vida y vivir una vida intencionada.
“No hay nada tan potente como una vida enfocada, una vida con propósito. Los hombres y mujeres que han hecho la mayor diferencia en la historia fueron los más enfocados.” –Rick Warren Clic para tuitear

Además, el tener un propósito de vida determina la actitud con la enfrentas cada día porque hay una razón más fuerte que cualquier excusa, pretexto o desafío. –Si ya leíste uno de los libros más trascendentes del último siglo, “El Hombre en Busca de Sentido”, del psiquiatra austriaco Viktor Frankl, sabrás a lo que me refiero:

“Al hombre se le puede arrebatar todo salvo una cosa, la última de las libertades humanas, la elección de la actitud personal ante un conjunto de circunstancias, para decidir su propio camino. Y es precisamente esta libertad interior la que nadie nos puede arrebatar, la que confiere a la existencia una intención y un sentido.” –Frankl, 1946

Este libro de Viktor Frankl relata cómo los pocos sobrevivientes de los campos de concentración nazis eran aquellos tenían una razón o propósito lo suficientemente fuerte para seguir adelante a pesar de las condiciones inhumanas que sufrían en ese entonces.

El propósito de vida no se encuentra, se construye

No te preocupes si todavía no has descubierto tu propósito de vida. Es completamente normal porque nadie nace sabiéndolo.

Hay una frase de Mark Twain que dice:

“Los días más importantes de tu vida son el día que naces y el día que descubres el por qué has nacido” –Mark Twain

Pero hay algo muy importante que aclarar: tu propósito no se te va a ocurrir así de la nada ni lo vas a encontrar repentinamente como si se tratara de un “momento de iluminación”. No, desafortunadamente no funciona así. Encontrar tu propósito de vida es un proceso que involucra principalmente 3 aspectos:

  • Autoconocimiento
  • Introspección
  • Reflexión

Las preguntas que te voy a compartir en seguida contemplan estos 3 aspectos y por esta razón estoy segura que, así como me han funcionado a mí y a las personas con las que lo he compartido, también te ayudarán a ti.

Así que no te me frustres si tu propósito no te llega a la primera, como te digo, es algo que lleva su tiempo y se va construyendo conforme acumules más experiencias de vida y vayas identificando lo que más te guste, lo que mejor hagas, lo que puedas cobrar y aquello que puedas ofrecerle al mundo.

Así que, sin más preámbulos, ¡comencemos!


¿Cómo encontrar tu propósito de vida?

El autoconocimiento es la base para descubrir tu propósito de vida. Necesitas conocerte a ti mismo como a nadie más. Una de las mejores formas de entrar en contacto con nuestro propio ser es mediante la introspección y la reflexión.

El journaling es un método que ha demostrado ser extremadamente efectivo para ayudar a las personas a tener mayor claridad sobre quiénes son, lo que quieren en la vida y su razón de ser.

Es algo así como escribir un diario pero la diferencia es que más allá de simplemente documentar tu día a día, a través del journaling nos hacemos preguntas clave que nos hacen pensar, reflexionar y conocernos a un nivel más profundo con la finalidad de que lleguemos a nuestras propias conclusiones.

Si quieres darte una empapadita sobre lo que es el journaling enfocado al autoconocimiento puedes checar este artículo en el que te explico con mayor detalle cómo practicarlo para sentirte mejor contigo mismo(a), conocerte a un nivel más profundo y liberar todo tu potencial en diversas áreas de la vida.

Hoy vamos a encontrar algo que ames y que sea una extensión de lo que eres pues, déjame te digo, no debería haber una diferencia entre lo que ERES y lo que HACES.

Descubriendo tu propósito con el método Ikigai

Antes de pasemos a la parte práctica, me gustaría que conocieras el origen de las primeras 4 preguntas de este test que están basadas en el concepto japonés conocido como “Ikigai” y cuyo diagrama engloba los principales aspectos para descubrir tu propósito de vida.

que es ikigai metodo ikigai diagrama ikigai

Te lo explico mejor:

  • Lo que eres bueno(a) haciendo y lo que te pueden pagan es tu PROFESIÓN.
  • Lo que eres bueno(a) haciendo y lo que amas es tu PASIÓN.
  • Lo que el mundo necesita y lo que te pueden pagar es tu VOCACIÓN.
  • Lo que amas y lo que el mundo necesita de ti es tu MISIÓN.

Tu Ikigai o razón de ser está justo en el mero centro y es la mezcla de estas 4 cosas. Por lo tanto, la idea es encontrar algo que ames, que seas bueno(a) haciendo, que te puedan pagar, y que además, el mundo necesite.

Tengo este otro video donde explico gráficamente el método Ikigai:

 

¡Ahora viene la parte buena!

Este test considera, por supuesto, estas 4 cuestiones, pero también lo complementé con otras preguntas que he tomado de diversos autores, coachs y expertos en el campo del crecimiento personal como Simon Sinek, Rob Dial, Prince EA y Rorro Échavez.

6 Consideraciones clave para que el test funcione

Haz una pausa para ir por una pluma y una libreta. Vamos, aquí te espero 🙂

Para que las siguientes preguntas realmente te sirvan para descubrir tu propósito es muy importante que asegures que se cumpla cada una de las siguientes cuestiones:

  1. Escribe las respuestas a mano. Sí, a la antigüita. Aunque no lo creas, escribir con tu puño y letra ha demostrado funcionar mejor para ordenar las ideas, tener mayor claridad y recordar mejor la información. Es simplemente un MUST del buen journaling.
  2. Responde cada pregunta a manera de brainstorming, realizando una lluvia de ideas con todas las posibles respuestas que lleguen a tu mente.
  3. No te la pienses demasiado para responder porque NO hay respuestas correctas o incorrectas. Deja que todo fluya de forma natural y espontánea.
  4. Pon más atención a lo que diga tu corazón e intuición. Trata de silenciar la razón en la medida de lo posible.
  5. Evita toda clase de interrupciones y distracciones. Búscate un lugar tranquilo y en silencio.
  6. Establece por lo menos 90 minutos para responder con calma y a conciencia cada pregunta. ("Mayneza, pero es mucho tiempo, ¿no?" –Not really... Si lo ponemos en perspectiva, esos 90 minutos que pasas viendo una peli o serie en Netflix van a ser mil veces más útiles aquí).

Test: 15 Preguntas para encontrar tu propósito de vida

¿Ya tienes pluma y cuaderno para anotar? ¡Buenísimo!

Ahora, cierra tus ojos, relájate y haz 10 respiraciones profundas.

Inhala aire por la nariz y exhala por la boca…

Vete desconectando de los pendientes del día y relájate poco a poco.

¿Listo? ¡Muy bien! Ahora, comienza a anotar la respuesta a estas preguntas:

1. ¿Qué te gusta hacer?

Haz una lluvia de ideas y escribe:

  • Lo que te haga feliz.
  • Lo que ames.
  • Lo que te apasione.
  • Lo que disfrutes hacer.
  • Lo que hagas en tu tiempo libre.
  • Aquello que te hace perder la noción del tiempo de tanto que lo disfrutas.
  • Lo que podrías hacer por gusto y sin que te pagaran.

Dedica por lo menos unos 10 minutos a responder esta pregunta.

2. ¿Para qué eres bueno?

Ahora, haz una lluvia de ideas con todas aquellas cosas o actividades que se te dé bien hacer o en las que eres muy bueno(a). Considera tus:

  • Habilidades
  • Talentos
  • Cualidades
  • Capacidades
  • Dones

Dedica por lo menos 10 minutos a responder esta pregunta.

Algo que te puede ayudar a encontrarás más cualidades tuyas es preguntarle a un buen amigo o familiar cuáles cree que son tus mayores fortalezas.

3. ¿Qué puedes cobrar?

Piensa en las capacidades, habilidades y actividades por las que podrías cobrar o ganar dinero.

Puedes echarle un ojo a lo que pusiste en el punto 2 y ver qué de eso pudieras vender u ofrecerlo como servicio.

Dedica por lo menos otros 10 minutos a responder esta pregunta.

4. ¿Qué crees que hace falta en el mundo y que podrías poner tu granito de arena?

Ahora pensemos en cómo pudieras orientar tus talentos, dones y capacidades hacia el bien común. Considera lo siguiente:

  • ¿Qué situaciones o problemas actuales te quiebran el corazón?
  • ¿Cómo podrías usar tus dones, capacidades y habilidades para ayudar a otros o solucionar cierto problema de la actualidad?
  • ¿Cómo te gustaría impactar al mundo o hacer de este mundo un mejor lugar?

5. ¿Qué momentos, tanto positivos como negativos, han marcado tu vida?

Piensa en todos los momentos positivos desde que eras chico(a) hasta el día de hoy. Aquellos que recuerdas con una sonrisa en la cara y que te mueven el corazón por el gran significado que tuvieron para ti.

Después, piensa ahora en los momentos negativos: ¿Cuáles son esas historias de vida que han marcado un antes y después en tu vida?

6. ¿Qué aprendiste de cada uno de estos momentos?

Sobre los momentos buenos y malos que identificaste en la pregunta anterior, responde:

  • ¿Qué impacto tuvieron en ti?
  • ¿Qué aprendizajes o experiencias te dejó cada uno?
  • ¿Qué valores y creencias surgieron a partir estos momentos clave?

Todo esto velo anotando porque los momentos tanto buenos como malos, siempre nos dejan algo.

7. ¿Qué querías ser cuando eras pequeño(a)?

Cuando eras pequeño o pequeña, ¿qué querías ser?

Ahora vamos a dar un pasito atrás: ¿qué era lo que admirabas de esa profesión?, ¿por qué llamaba tu atención cuando eras chico(a)?, ¿qué había detrás?

Yo por ejemplo decía que quería ser veterinaria y trabajar en Green Peace, y aunque hoy en día no hago ninguna de estas dos cosas, me di cuenta que lo que había detrás de esa motivación era un profundo sentido de compromiso social y un agrado por crear un mundo mejor a través del cuidado a los animales y la ecología.

Así que la idea aquí es dar con la motivación real detrás de eso que tanto querías años atrás.

8. ¿Quién te inspira y por qué?

¡Esta pregunta es buena! Haz una lluvia de ideas con el nombre de las personas a las que:

  • Admiras
  • Te gustaría conocer.
  • Te gustaría parecerte.

Después, anota qué es específicamente lo que te gusta o admiras de cada una de ellas.

Igualmente, dedica por lo menos 10 minutos a responder esta pregunta.

9. ¿Qué temas, actividades o cosas te interesan?

Aquí lo que queremos es dar con tus intereses:

  • ¿Qué temas te interesan o te dan curiosidad?
  • ¿Sobre qué tópicos te gusta investigar y aprender constantemente?
  • ¿Qué tipo de asuntos te emocionan?

Haz una lluvia de ideas con todos estos intereses.

Una pista para dar con algunos temas de tu interés es analizar de qué temas lees más libros o qué sueles buscar más seguido en Google.

10. ¿Cómo nació tu más grande sueño?

¿Qué sueños, metas u objetivos tienes o has tenido?

Identifica los 3 más significativos para ti y pregúntate cómo surgieron o que los detonó.

¿Cómo fue que llegaron a tu mente?

11. ¿Qué has logrado que te haya hecho sentir muy orgulloso(a) de ti?

Pensemos en algo que hayas conseguido a lo largo de tu vida que te haya hecho sentir súper feliz y orgulloso(a) de ti mismo(a).

Identifica cuáles han sido tus mayores logros. ¡Enlístalos!

12. Qué cosas harías todos los días si el dinero no fuera una preocupación?

Piensa en que tuvieras asegurado un sueldo de por vida que te lo van a dar trabajes o no por él. De que llega, llega. Así que el dinero para cubrir tus necesidades y gastos cotidianos ya no sería para nada una preocupación.

Ahora, bajo esta situación pregúntate:

  • ¿Qué harías en tu día a día si el dinero no fuera una preocupación?
  • ¿Cómo se vería tu día ideal? (cómo estaría organizado tu horario)
  • ¿A qué te dedicarías?
  • ¿En qué enfocarías tu tiempo?

Dedica por lo menos 10 minutos a responder esta pregunta.

13. ¿Cómo te gustaría ser recordado?

La mejor forma de saber cuál es nuestro rumbo es ponernos a pensar cómo nos gustaría que nos recordaran.

  • ¿Qué te gustaría que dijera tu epitafio?

Epitafio es una inscripción grabada que se coloca a un lado de la sepultura y que remite a algo emblemático sobre la persona que falleció. Por ejemplo: “Aquí yace una mujer que destinó su existencia a la creación de un mundo digital más feliz y humano.”

  • ¿Cómo te gustaría trascender o dejar huella?
  • Si tu vida fuera un libro y tu fueras su autor, ¿cómo te gustaría titular la historia?
  • ¿Cuál sería la trama de la historia?

14. ¿Qué harías si te quedan 5 años de vida?

Si te dieran la mala noticia de que, lamentablemente, te quedaran 5 años de vida…

  • ¿Cómo quisieras pasar tus últimos 5 años de vida?
  • ¿Cómo se vería tu día a día?
  • ¿En qué te enfocarías?

15. ¿Qué harías si te quedara 1 año de vida y supieras que tienes garantizado el éxito y que no vas a fracasar?

Ahora, si el tiempo fuera aún menor y sólo te quedara un año de vida y todo lo que hicieras o emprendieras tuvieras ASEGURADO que va a funcionar y salir bien…

  • ¿Qué harías?
  • ¿Cómo pasarías tus días?
  • ¿En qué enfocarías tu tiempo, talento y energía?

¡Esta es la última pregunta! Si ya la respondiste, pasemos a la siguiente parte del test que es la interpretación.


Interpretando las respuestas del test

¿Ya tienes la respuesta a estas 15 preguntas?

¡Perfecto! Ahora vamos a analizar y a darle sentido a cada una de tus respuestas.

En esta parte final es donde irás encontrando los hallazgos más significativos.

PREGUNTAS DE LA 1 A LA 4 – MÉTODO IKIGAI

Ten a la mano las respuestas a las preguntas 1, 2, 3 y 4 –que son las que se derivan del método Ikigai.

Lo que vamos a hacer es analizar y detectar en dónde coinciden o se conectan estas 4 áreas correspondientes a lo que te gusta hacer, lo que eres bueno(a) haciendo, lo que puedes cobrar y lo que puedes ofrecerle al mundo.

Por ejemplo, si pusiste que AMAS cocinar, que ERES BUENA cocinando, que te pueden PAGAR por cocinar o vender tu comida preparada, y que EL MUNDO necesita comida más saludable y baja en grasa, entonces ahí están coincidiendo y se están juntando tus respuestas. Eso quiere decir que por ahí va tu propósito de vida, ¿me explico?

Recuerda que buscamos que todo esto tenga ciertos puntos en común, pues como lo dijimos antes, no debería haber una diferencia entre lo que ERES y lo que HACES.

Te comparto mi propio ejemplo (mucho más simplificado y resumido que el original) que me llevó a crear Mayneza (este medio digital que estás leyendo) para que puedas ver como hay ciertas cosas que comienzan a repetirse entre esas 4 esferas del Ikigai:

mayneza ikigai ejemplo

PREGUNTA 5 Y 6 – MOMENTOS DE TU VIDA

Todo pasa una razón. Seguramente ya lo has escuchado antes, ¿cierto?

Hay momentos en nuestra vida que marcan un parteaguas y que nos definen como personas. Los momentos que anotaste como respuesta a esta pregunta seguro tienen una historia detrás que te marcó y te dieron algún indicio sobre el rumbo que querías para tu vida.

Analiza cómo te hicieron sentir estos momentos, por qué fueron significativos para ti y qué aprendizaje obtuviste de los mismos.

Poco a poco irás viendo si estos momentos se relacionan entre sí y si se conectan de alguna forma con alguna otra de las respuestas de esta serie de preguntas. Recuerda que lo que queremos es comenzar a encontrar puntos en común.

PREGUNTA 7 – ¿QUÉ QUERIAS SER CUANDO ERAS PEQUEÑO?

Lo que buscamos obtener de la respuesta a esta pregunta es qué llamaba tu atención desde un comienzo, y aunque ya no tengas ese mismo sentir, lo que hay que extraer son las motivaciones que te llevaban a querer ejercer dicha profesión o profesiones.

Esas motivaciones puede que coincidan con las respuestas a otras preguntas como tus intereses (pregunta 9), lo que te gusta hacer (pregunta 1), o cualquier otra pregunta de este test. Recuerda que es bueno cuando comienzan a parecerse unas respuestas con otras porque significa que por ahí va el asunto...

PREGUNTA 8 – ¿QUIÉN TE INSPIRA Y POR QUÉ?

Las personas que admiramos o a las que nos gustaría parecernos son un excelente indicador que nos dice en qué tipo de persona nos quisiéramos convertir y qué cosas tendrían sentido para nosotros.

Analiza por qué respondiste que te inspiran esas personas en particular. Checa qué es lo que hacen, a qué se dedican y qué tienen en común porque tu propósito podría ser similar al de ellas.

PREGUNTA 9 – ¿QUÉ TEMAS, ACTIVIDADES O COSAS TE INTERESAN?

Lo que hayas respondido aquí te indica cuáles son esos temas, actividades y cosas que llaman tu atención y que te mantienen en constante movimiento. Tu propósito de vida tiene que ser algo que despierte tu curiosidad y sobre lo que no te canses de aprender.

Quizá algo de lo que hayas respondido aquí coincida con lo que te gusta hacer, con lo que eres bueno haciendo o con tu trabajo actual, así que poco a poco iremos encontrando estos puntos de intersección.

PREGUNTA 10 – ¿CÓMO NACIÓ TU MÁS GRANDE SUEÑO?

Analiza las motivaciones que hay detrás de tus más grandes sueños.

El origen de estos sueños puede darte alguna señal sobre aquellas cosas que son más valiosas para ti y que aspiras a conseguir en la vida por el gran significado que tienen para ti.

PREGUNTA 11 – ¿QUÉ HAS LOGRADO QUE TE HAYA HECHO SENTIR MUY ORGULLOSO(A) DE TI?

Queremos que te sientas bien con tu razón de ser y que cada progreso te haga sentir mejor como persona. Para eso es importante que analices qué logros han sido importantes para ti y por qué lo fueron.

¿Tienen algo en común estos logros?, ¿por qué te hicieron sentir orgulloso(a)?, ¿qué es lo que hubo detrás de estos logros?

Yo por ejemplo me di cuenta que mis mayores logros todos tenían en común que fueron situaciones donde rompí los paradigmas que tenía sobre mí y me probé que no necesariamente era lo que yo o los demás creían de mí, sino que realmente podría desafiar esas etiquetas y convertirme en quien yo quería ser.

PREGUNTA 12 – ¿QUÉ COSAS HARÍAS TODOS LOS DÍAS SI EL DINERO NO FUERA UNA PREOCUPACIÓN?

No te extrañará que muchas veces hacemos las cosas por las razones incorrectas, y el dinero es frecuentemente una de ellas. Pensamos que, con tal de pagar las cuentas y gastos, está bien que sacrifiquemos nuestra felicidad haciendo algo que no necesariamente nos llena tanto.

Es por eso que lo que hayas respondido aquí es valioso porque estamos quitando ese miedo y ansiedad que genera la falta de recursos económicos y estamos tratando de encontrar algo que en verdad disfrutarías hacer si no tuvieras esta preocupación.

¿Y el dinero? El dinero créeme que llegará, y hasta en mayores cantidades, si eres lo suficientemente ingenioso para encontrar la manera de monetizar tu pasión porque cuando haces algo que te gusta puedes pasar mucho más tiempo haciéndolo y eso al final del día te hace más constante y disciplinado, lo cual se termina traduciendo en mejores resultados.

“Elige un trabajo que te apasione y no tendrás que trabajar ni un día de tu vida” –Confucio Clic para tuitear

PREGUNTA 13 – ¿CÓMO TE GUSTARÍA SER RECORDADO?

Esta pregunta seguro te generó algo de duda o una sensación de incertidumbre, pero es buenísima porque te fuerza a pensar en lo que REALMENTE es importante para ti. Te obliga a sintetizar en pocas palabras cómo quieres que te recuerden los demás y qué sentido quieres que tenga tu vida. Y lo más curioso es que, justo ahí, puede estar la esencia de tu propósito de vida.

Ve esta respuesta como una especie de meta a alcanzar y luego pregúntate cómo tendría que verse tu vida para que pudieras convertirte en el tipo de persona que plasmaste en tu epitafio imaginario.

PREGUNTA 14 – ¿QUÉ HARÍAS SI TE QUEDARAN 5 AÑOS DE VIDA?

Ok. Esta pregunta si estuvo un poco más difícil, pero es crucial porque cuando sabes que tienes los días contados, te obligas a poner prioridades en tu vida y a definir aquello que es verdaderamente importante para ti. En otras palabras, te ayuda a poner todo en perspectiva.

Lo interesante es ver si la respuesta a esta pregunta es similar a cualquier otra que hayas respondido anteriormente como la de tus intereses, lo que te gusta hacer, tus momentos de vida, cosas de las que te sientes orgulloso(a), entre otras.

PREGUNTA 15 – ¿QUÉ HARÍAS SI TE QUEDARA UN AÑO DE VIDA Y SUPIERAS QUE TIENES GARANTIZADO EL ÉXITO Y QUE NO VAS A FRACASAR?

Esta pregunta nos obliga a priorizar todavía más aquello que queremos lograr antes de pasar a mejor vida y ver qué aspectos realmente resuenan con quienes somos y hacia donde queremos ir.

Decidir cómo pasar tus últimos 365 días de vida te revelará aquellas cosas que te hacen más feliz, que tienen mayor valor para ti y que te mueven el corazón. Y si podemos encontrar la forma de ofrecer eso a los demás y vivir haciendo eso mismo, ¡pues qué mejor!


Consideraciones finales

Cuando vayas descubriendo los puntos de intersección entre las respuestas a estas preguntas, tendrás una idea más clara sobre por dónde va tu propósito de vida.

No te frustres si al terminar este test todavía no tienes total certeza sobre cuál es tu propósito de vida. Como mínimo, te habrá dado la pauta inicial para seguir construyéndolo y algunas pistas para darte cuenta qué es eso que hace vibrar tu corazón.

Además, puedes rehacer este ejercicio más adelante y ver si algunas de tus respuestas van cambiando, pues nada es permanente y recuerda que dijimos que el propósito de vida más bien se va construyendo conforme vayas acumulando más experiencia de vida y te conozcas mjor.

Algo que sí te diré por experiencia propia es que cuando pones tu propósito al servicio de los demás es cuando realmente tu vida comienza a cobrar sentido. La fama, el poder y el dinero son fines efímeros y que no llenarán eso que tanto anhela tu corazón.

Antes de terminar, te quiero ofrecer un BONUS que complementa muy bien este tema. Se trata de una entrevista que realicé al conferencista, coach y emprendedor, Santi Villarreal, en la cual te brindamos otras pautas y consejos para encontrar tu pasión y vivir una vida con sentido.

 

Abre bien los ojos, para esas orejitas y nunca dejes de indagar. Mantén siempre una actitud abierta dispuesta a encontrar las respuestas que buscas. Se trata de estar en constante movimiento: haciendo, experimentando y viviendo. De esta forma, irás construyendo tu propósito hasta que sea tan claro como el agua. Pero tienes que repetírtelo y creértelo:

“Confío en que encontraré mi propósito. Confío en que si sigo buscando, llegará a mí.”

Di esto todo los días y de esta forma tu sistema reticular se activará para encontrarlo.

Otro consejo muy bueno es que las ideas llegan cuando dejamos espacio en nuestro cerebro para que lleguen. De vez en cuando escápate a lugares relajados, siéntate enfrente de la naturaleza, sin pensar en nada. Limpia tu mente. Calma las aguas para que puedas ver con claridad el fondo. Disfruta de esos momentitos de silencio.

Porque cuando calmamos todo el ruido exterior podemos escuchar mejor nuestro interior y esto es justamente lo que necesitamos para este ejercicio.

“Cuando encuentras tu PARA QUÉ es fácil encontrar el CÓMO.” –T. Harv Eker Clic para tuitear

Tal como lo dice esta frase Harv Eker, una vez que descubras tu para qué (propósito), irás encontrando los medios para hacerlo realidad.

Tu propósito fungirá como una Estrella del Norte: irás intuitivamente descifrando el camino para llegar ahí. No importa que no sepas cómo se verá todo el camino (¡nadie lo sabe en un inicio!), con que sepas cuál es el siguiente paso lógico e intuitivo, lo demás se irá dando. Verás que un paso, te llevará al otro, y así sucesivamente. Confía en tu corazón e intuición, ellos saben lo que hacen 😉

Y si quieres llevar todo lo aprendido al siguiente nivel te recomiendo que cada noche anotes de 1 a 3 cosas que hayas hecho en el día para acercarte a vivir tu propósito de vida. De esta manera, cada día que pase estarás en contacto con éste.

Descubre los mejores libros de superacion personal y motivacion

También te cuento que el journaling puedes aplicarlo para conocerte mejor y convertirte en la versión ideal de ti mismo(a) tal como lo explico en este otro artículo.

Me encantaría escucharte y saber qué te ha parecido este ejercicio y si te ha orientado para descubrir tu propósito de vida.

¡Platícamelo en los comentarios de la publicación!

Mayneza

Ver entradas de Mayneza
Mi mayor pasión es crear contenidos reflexivos, prácticos y transformadores sobre mindset, éxito y sentido de vida que ayuden a las personas a liberar toda su grandeza.

¡Me encantaría escuchar tu opinión!